Seminario en Valencia: México componentes de automoción

Fecha: 21 Ene
Hora: 15:45
Lugar: Dirección Territorial de Comercio-ICEX
Precio: Gratuita
Más información
Inscripción


Organizador: ICEX
Jornadas

ICEX España Exportación e Inversiones, organiza una jornada en Valencia el 21 de enero de 2020, por videoconferencia en conexión con la Oficina Económica y Comercial de España en México D.F. para analizar las oportunidades de negocio en el mercado de los componentes de automoción.

POR QUÉ PARTICIPAR

El sector automotriz representa una de las industrias más importantes de la economía mexicana y de las principales generadoras de divisas del país. Es una plataforma para la producción y exportación a nivel internacional, generando un total de 1,9 millones de empleos. El desarrollo de esta industria ha contribuido a que México sea en 2018, el sexto productor mundial de vehículos y el cuarto exportador. El 82% se exporta fundamentalmente a Estados Unidos y Canadá (miembros del TLCAN). En autopartes, es el quinto productor mundial en 2018, con un valor de 92 mil millones de dólares, por detrás de China, Estados Unidos, Japón y Alemania. Podría pasar al cuarto puesto en 2019 según las estimaciones de la Industria Nacional de Autopartes mexicana (INA) que pronostica un crecimiento récord del 10%, superando los 100 mil millones de dólares.

La Inversión Extranjera Directa acumulada entre 1999 y 2018 del sector de autopartes junto con el automotriz fue de 62.267 millones de dólares, el mayor monto sectorial en el país, según la Secretaría de Economía.

Uno de los factores clave de éxito es la ubicación estratégica del país, punto donde confluyen los dos corredores de manufactura más importantes de Norteamérica, hecho que se ve reflejado en los costes logísticos, por lo que constituye una plataforma perfecta para la producción y exportación a nivel internacional. Esto ha propiciado el desarrollo de importantes centros de proveeduría de nivel mundial en el país altamente integrados con las empresas terminales o armadoras.

Por todo ello, múltiples empresas españolas ya han decidido establecerse con plantas de producción en México que además de suministrar al mercado local, aprovechan su localización para exportar a los países de la región. Además, la oferta española se percibe, por lo general, como de calidad alta con un precio medio y competitivo.”

La actividad va dirigida exclusivamente a empresas españolas interesadas en la internacionalización de sus productos y servicios.